Joan Didion decía que el carácter, entendido como la voluntad de aceptar la responsabilidad de la propia vida, es la fuente de donde surge el respeto propio.

Cuando estamos ante una ficción sea teatro, cine o literatura se da un hecho mágico, y es que nos sentimos identificados con los personajes que vemos. Nos hacen de espejo y nos muestran algunas cosas de nosotrxs mismxs que nos gustan o que nos disgustan.

Seguro que si hablas con tus amigxs sobre los personajes de una serie, encontrarás a algunx que odie a tu favoritx y tú no podrás entender como le gusta “esx”. Y es que, probablemente, nos sentiremos más cerca de aquellxs personajes que resuenen con nosotrxs.

Por eso, estudiar interpretación nos ayuda a tener un mapa más claro de nuestro carácter. Al poner conciencia sobre cada paso, podemos descubrir cómo es nuestra manera de sentir y reaccionar ante los estímulos. Esta información es útil para desenvolvernos en la vida de forma satisfactoria.

Por cierto, ¿sabes cómo se dice personaje en inglés?… character 😉

Suscríbete a Teatro para la vida

Déjanos tu contacto y te mantendremos informado de todos nuestros cursos, talleres y actividades

Suscríbete a nuestra lista de correo

* indica que es requerido
Privacidad

Para completar tu suscripción revisa tu bandeja de correo y confirma tu solicitud.